jueves, 2 de octubre de 2014

Entrevista a Daniel Rojas Pachas en torno a Cinosargo Ediciones por Francisca Urrutia




Fuente: 


1. Pequeña introducción de la editorial. 
Cinosargo es proyecto multimedia Chileno que nace en Arica, la frontera norte del país, el año 2003 como una forma real de descentralizar los contenidos que se generaban en la zona a fin de proyectarlos fuera de las barreras geográficas, del mismo modo procurábamos que la información y nexos con el país y el extranjero llegarán a la zona de primera mano. Durante los 11 años que tenemos trabajando hemos gestionado ferias del libro, giras de autores, congresos, talleres en espacios no tradicionales como cárceles de menores e incluso la creación de un centro cultural también llamado Cinosargo. Pero el proyecto principal nace el 2010 con la editorial impresa que a la fecha ha publicado 50 libros en diversos géneros como ensayo, narrativa, poesía y comic, trabajando con autores locales, nacionales y extranjeros, participando en ferias tan importantes como la de Guadalajara, el Zócalo, La Habana, Lima y Santiago. Toda la información en extenso de nuestra trayectoria la pueden encontrar en www.cinosargo.com

2. ¿Cuánto publican y cuáles son sus criterios de publicación? ¿Se consideran una editorial grande o más bien pequeña?
Somos una editorial mediana, pues no tenemos los tirajes de una transnacional, publicamos entre 500 y 1000 ejemplares por título porque también eso es lo que podemos hacer circular en nuestra librería, en los espacios en que distribuimos y en las ferias que anualmente visitamos. Lo que quiero dejar en claro es que no somos una microeditorial artesanal, con todo el respeto que me merecen esos proyectos, pues nosotros apostamos por una calidad en el diseño y edición que nos provee el trabajo en imprenta y también la modalidad con que hacemos la difusión de nuestros libros que tienen recepción crítica en prensa nacional y extranjera. También debemos destacar que nuestros tirajes han crecido exponencialmente desde el 2010, partimos el primer año publicando siete libros, el 2011, once libros y actualmente publicamos dos libros por mes, dirigimos una asociación de editores fronterizas, tenemos un segundo sello que está alcanzando los quince títulos y hemos generado una pujante industria en el norte chileno, por tanto creemos que todo lo mencionado son muestras de un proceso en constante maduración.

3. ¿Cuál es a tu juicio la situación actual de la industria editorial?
Creo que es un buen momento por la gran cantidad de proyectos que surgen al alero de las nuevas tecnologías que permiten que una persona o un pequeño grupo puedan con equipos caseros o semi- industriales montar un equipo de diseño que permita dar vida a un catálogo y a la vez la asociatividad no sólo a nivel nacional sino latinoamericano permite que surjan proyectos como La Asociación de Editores de Fronteras www.editoresdefrontera.cl que logran que muchos sellos de zonas extremas como Arica y Punta Arenas, o Arica y Chiapas entren en contacto y creen una red interfronteriza para la circulación del libro y así nazcan nuevas lógicas de distribución, difusión y edición que van más allá de la simple puesta del libro en anaqueles de librerías en grandes tiendas o malls y una campaña en la televisión. Los libros como los trabajamos nosotros y muchos otros sellos similares tienen una vida más larga y un mayor respeto hacia la literatura y la figura del autor como creador, lo que ha permitido que muchos autores reconocidos consideren que publicar en los llamados sellos independientes sea más estimulante y a la larga honesta en la relación libro/lector.

4 ¿Crees que la compra de Alfaguara y Santillana por parte de PRH o casos similares afectan a las editoriales pequeñas? si es así, ¿De qué forma?

Los monopolios de ciertos espacios llega a ser grotesca, sobre todo lo que ocurre en la adquisición de libros para colegios, los CRA y las bibliotecas, el sistema parece estar diseñado para que estas licitaciones que son millonarias, en algunos casos, tengan su sustento más que en la calidad de los textos o la necesidad de los alumnos, en la forma en que estas empresas manejan el mercado, puesto que se hacen seminarios para los docentes en hoteles cinco estrellas con grandes cócteles en los cuales poco menos que les entrega la panacea del libro con todo el material para trabajarlo en las respectivas unidades, la prueba resuelta y la planificación, con la carga laborar de los profesores, se manipula en base  a una necesidad, el tiempo del docente. Por eso me parece sorprendente que luego nos quejemos de la falta de lectores cuando a los menores, por donde empieza el hábito de acercarse al libro por placer, se les ve como ganado o un número al cuál venderle un producto. Estas empresas con los recursos que tienen comprometen sobre todo para el libro infantil la presencia de autores en charlas en los liceos, tienen todo armado, frente a eso, uno piensa bueno nuestra finalidad nunca ha sido invadir un espacio y asegurar nuestra sustentabilidad vendiendo los libros como quien hace campaña política o va puerta por puerta charlataneando con una solución mágica para todos los males. Nosotros creemos en un trabajo de fondo que apuesta más por la creatividad, por el diálogo y que los alumnos piensen, y al ir a liceos a hacer talleres más que a vender un producto, incluso regalamos los libros o los donamos al CRA, queremos que vean en la escritura y el arte una forma de comprender la realidad, de criticar lo que está mal y modificarlo. El tema de la calidad de la educación y la escolaridad como un lucro va de la mano con este problema de las editoriales que coaccionan y fuerzan la compra de sus libros carísimos, los que no están exentos de barbaridades totalmente ingenuas e ignorantes como que el Lago Chungará tiene Ballenas dentro de sus ecosistema. Respondiéndote, claro que nos afecta, pero más que como editores, como ciudadanos o padres de familia, porque es un problema país, no de un gremio únicamente.

¿Cuáles crees que son las principales dificultades que tiene una editorial pequeña para mantenerse en el mercado?

La distribución es probablemente la parte más compleja de modificar en la cadena del libro, esto debido a la falta de distribuidores honestos y que tengan continuidad en su labor, por cada 100 editoriales hay un distribuidor y la mayoría se concentra en Santiago, por tanto los libros en regiones tienen un doble desafió, dejar la región y en el caso de Arica pasar muchas aduanas, por tanto el libro se encarece debido al porcentaje que los que distribuyen piden por colocar los libros en cadenas como Feria Chilena y Antártica que es lo que muchos autores por desconocimiento y por una idea de éxito que les han insuflado, creen es la única manera de existir como autores, lo cual es un error porque de llegar allí quizá unos cinco de tus libros a lo sumo estén en una repisa pequeña frente a un océano de otros libros y megacampañas de Best Sellers, personalmente creemos que ese no es el camino, además a esto que ya es crítico hay que sumar al costo del libro el porcentaje de la librería y la cantidad de ejemplares que a veces le piden al editor, desean que uno les deje 500 ejemplares que corresponde muchas veces al tiraje total publicado, y los pagos por parte de ellos a las concesiones, son a seis meses y por lo general nunca rinden o venden un libro o dos cada seis meses, de modo que hablamos de un mercado adverso y un negocio redondo para estas tiendas que se llenan de stock, pero no para los editores que deben seguir moviendo los libros para ser sustentables, además las librerías también imponen su porcentaje, por eso un libro que cuesta al público 3000 termina costando como 10000 debido a todas las manos por las que debe pasar, de manera que el tema del IVA tan manoseado como la real causa de la falta de lectores es un tema menor, el problema de verdad es en qué condiciones leemos en Chile, cómo accedemos al libro y que espacios alternativos podemos generar para poner en conocimiento del lector los textos sin tanto intermediario abusivo. Las ferias del libro alternativas o comunales, las pequeñas librerías y la venta directa son medios más efectivos, el tema es ir derribando ciertos prejuicios y miradas añejas en todos los actores, desde el lector hasta el autor que a fin de cuentas es también un lector de la comunidad en que vive, y si este cree ciegamente que el camino es estar en un anaquel con una imagen gigante suya o carteles en los buses, todo parte muy mal.

¿Cuáles son para ustedes, sus principales estrategias para mantenerse estables frente a estas dificultades? Si puedes darme un ejemplo lo más detallado posible, te lo agradecería.

La asociatividad, esto implica crear redes en múltiples ciudades y países, en primer lugar con los autores que publicamos que tienen a su vez sus propias redes dentro del mundo del libro y luego con colegas editores, esto nos permite sin problema acceder al mercado alternativo del libro en México, Argentina, España, Venezuela e incluso China. El trabajo en pequeñas células que son parte de un mismo organismo da pie a la circulación del libro a un bajo costo, un caso, con un colega editor de Trujillo, Norte del Perú, intercambiamos títulos, yo muevo por todo Chile los libros de su sello y el los míos en Chile, nos vendemos los libros al costo y podemos así también en nuestras respectivas librerías o stands en ferias tener una mayor bibliodiversidad, permitir la rueda de la publicación porque por libro entregado cada editor recibe dinero para seguir editando, nada de esperar seis meses al antojo del librero, algo abusivo y poco funcional. Con esto logramos que en todos los lugares que mi colega de Trujillo se mueve, mis autores sean leídos y comentados. Esto lo hacemos con 10 editores más, te imaginarás la cantidad de libros que viajan sin alterar los costos, o sea el no tiene por qué recargar los libros con un porcentaje mayor al que él tiene para la propia venta de sus libros, o sea somos nuestros propios distribuidores y libreros, un poco como solución o alternativa a lo que te explique en la pregunta cinco, con respecto al encarecimiento de los libros. Ese es un modo. De estas redes surgen también coediciones en las cuales compartimos costos y cada uno se queda con un porcentaje de libros eso también ayuda al alcance de los libros. Otra forma es que para las ferias nacionales cómo es muy complejo mover tantos libros, ya tenemos estaciones y títulos en diversos países, por tanto solo debemos viajar con los autores y los stands los arrendamos en conjunto, de ese modo también podemos estar en los mismos espacios que Alfaguara o Fondo de Cultura pero sin perderla esencia de nuestra labor y nuestros principios editoriales.

Como te darás cuenta, el trabajo es inmenso porque no sólo hay que diseñar, diagramar, tener una visión crítica y estética para armar el catálogo sino que también hay que difundir y distribuir y para eso hay que manejar aspectos legales, de marketing y administración, principalmente tener una visión de exportación y hacer eso con recursos limitados, sin embargo es satisfactorio y lo ideal es reconocer a tus pares y poder contar con ellos. Muchos colegas saben que en Arica en la frontera con Perú y Bolivia, hay un corredor del libro gracias al trabajo de Cinosargo, por eso no vemos esto como una provincia más sino como el eslabón de Chile con el continente, cambiar esa lógica ha sido primordial, porque las barreras, no me canso de decirlo, no son geográficas, el peor centralismo es mental.

¿Cuál es su relación con la plataforma digital y como esta los perjudica o beneficia?

Nosotros partimos siendo una editorial digital, antes del boom de los E-Readers y todos esos gadgets multifuncionales. Cinosargo nació el 2003 al alero de una revista que aún está en la red y se actualiza a diario www.cinosargo.cl publicamos más de 200 libros digitales, poemarios, novelas, la misma revista Cinosargo, y allí conocimos a muchos autores y editores del mundo, creo que por eso la confianza en el sello, antes de ser un medio impreso ya teníamos gente en todo el globo que abalaba nuestra labor. Las redes sociales además son cruciales. Dentro de los medios literarios en Chile somos de los que tenemos más seguidores en Facebook y nuestra revista, con la que nació todo, recibe visitas de todo el mundo, sobre 2000 personas por día, por tanto el libro físico para nosotros es un soporte y el alfabeto una tecnología pero no desestimamos que los nuevos lectores y en general el humano buscará otra forma de acceder al conocimiento y diversos modos de expresarse. En síntesis todo suma y nuestros libros están a la venta en Amazon en epub y mobi y también en otros espacios de ventas de libros digitales, eso sin perjuicio de que seguimos con las mochilas trasladándonos al lugar a las ferias para no sacrificar materialidad en pos de lo virtual.

8. ¿Cuál creen es el futuro de la industria editorial pequeña en Chile? ¿Creen que con el tiempo y la progresiva baja en costos de producción digital, dejará de ser rentable producir en papel?  

Somos muchos los fetichistas del papel, sin ir más lejos ni siquiera los medios digitales para los puristas del sonido han eliminado el vinilo, como te dije recién, son soportes y tecnologías que no tienen por qué ir una en contra de otra, sin duda con el libro tenemos un tema particular que pocos se preguntan, el papel es un recurso escaso y no pocos árboles se sacrifican para publicar a veces cosas que no merecen ser leídas, quizá por un tema de respeto al medio ambiente, habría que ir mudando los tirajes a una buena parte digital y una menor cantidad a impreso pero ese tema también compete a los colegios y su papelería, a las oficinas del estado y sus documentos, oficios, etc y todos los medios que gastan en impresos. En síntesis, creo que esta pregunta inquieta más a los mega editores que publican 100000 libros y los venden en supermercados a 10990 y luego uno viaja a otro país y pilla en Bolivia, México o Perú en librerías de viejo esas mismas ediciones a dos bolivianos o dos soles, o sea no más de 1000 pesos porque en esos países por su propia lógica de mercado de saturación del espacio local, nadie conoce a esos supuestos mega autores que en Chile se inflan pero que afuera terminan como saldos, pero claro, los restos no se desechan en el propio país sino con los vecinos, por eso te insisto no sé si esta situación que planteas nos inquiete tanto, porque agotamos nuestros tirajes y podemos seguir publicando con tranquilidad en una escala que por el momento es satisfactoria para nosotros como sello, para nuestros lectores y los autores que depositan su confianza en nosotros.

 

Bio: Daniel Rojas Pachas (1983) Escritor, Editor y Magíster en Ciencias de la Comunicación. Reside en Arica-Chile dedicado plenamente a la escritura y edición. Actualmente dirige la Editorial Cinosargo. Ha publicado los poemarios Gramma (2009), Carne (2011,2012 y 2013), Soma (2012 Literal, México y 2014 Pez del Espiral) y Cristo Barroco (2012 OREM, Trujillo), el libro de ensayos Realidades Dialogantes, por el cual fue beneficiado el 2008 con el fondo nacional de fomento del libro que otorga el Consejo nacional de la Cultura y las Artes de Chile. Actualmente sus publicaciones aparecen periódicamente en revistas literarias nacionales internacionales, y ha sido publicado en numerosas selecciones de poesía, se destacan la Antología Poética 2009, ediciones Jaguar de México, el libro Mi país es un Zombie (Editorial Casamanita – México 2011), Barcos sobre el agua Natal, Antología de poesía Hispanoamerica desde el siglo XXI (Leteo -España/ Literal Ediciones – México 2012)  .CL “Textos de Frontera” (Universidad Alberto Hurtado Ediciones 2012) y el San Diego Poetry Annual 2014. Ha participado en encuentros internacionales de poesía como El Vértigo de los Aires (México 2011),  el Festival de poesía Subterráneo y el programa de literatura Chilena Contemporánea en Lugar del Autor (México DF/Oaxaca 2012), El VIII Festival Internacional de poesía el Caracol Tijuana 2013, Enero en la Palabra (Cuzco, 2014) y el Festival Internacional de la Poesía de la Habana (2014) entre otros. Además ha sido beneficiado con la beca de perfeccionamiento, modalidad apoyo a tesis de postgrado en Chile o el extranjero 2010 y 2013 del fondo del libro para sus estudios de Magister y Doctorado. El 2012, traduce el libro Morgue y otros poemas de Gottfried Benn y el 2013 la Liga de la Justicia Ediciones de Chile publica su primera novela Tremor. Su novela Random publicada el 2014 por Narrativa Punto Aparte fue ganadora de la Beca de Creación Profesional del Fondo del Libro 2014. Más información en su weblog www.danielrojaspachas.com


No hay comentarios:

Cinosargo Ediciones

Cinosargo

Cinosargo es un proyecto multimedia transfronterizo que abarca la difusión digital del arte a través de su revista, y la producción y distribución del libro impreso gracias a la editorial y la organización de Ferias, Festivales y Congresos




Recent

recentposts

Random

randomposts